Prorrateo y Gastos Comunes: ¿Qué son y cómo se calculan?

2
90

Si vives en alguna comunidad, ya sea edificio o condominio, todos los meses te debe llegar una cuenta llamada “gastos comunes”, ¿cierto?. Aquí te explicaremos detalladamente qué son, cómo se calculan y por qué a veces los precios fluctúan mes a mes. ¡Sigue leyendo para resolver todas tus dudas!

Los GGCC son una cuota que se debe pagar entre todos los co-propietarios para varios fines, como el cuidado de las áreas comunes, mantención de edificios, el pago de sueldos de quienes trabajan para mantener la comunidad limpia y funcional, etc.

Existen dos tipos de gastos comunes

  1. Ordinarios: son los cobros por el uso y consumo de las distintas instalaciones y servicios que ofrece el condominio. También incluyen los costos de mantención.
  2. Extraordinarios: estos cobros son por otro tipo de cosas, como mejoras al edificio que se hayan acordado en las asambleas, o problemas fortuitos como que se tape tu ducto de basura, por ejemplo.

Debemos tener en cuenta también que los cobros en los gastos comunes son proporcionales, es decir, una persona dueña de un departamento de 1 dormitorio y 1 baño, no pagará lo mismo que el de uno de 3 dormitorios y 2 baños. ¿Se entiende?

También es proporcional en el uso de los servicios, por lo que si dos personas, que son dueñas de un departamento igual, pero una usa 3 veces más agua caliente, esta pagará más a fin de mes, que la persona que usó menos.

Pero, ¿Cómo se saca el tema de las proporciones?

El administrador lo que hace es sumar el total de los gastos comunes ordinarios y extraordinarios que tuvo la comunidad en el mes, y lo dividirá por los m² de tu departamento. Y así, pagarás lo justo.

Y entonces, ¿qué es el prorrateo?

Este concepto se entiende por el porcentaje de los espacios comunes correspondientes a cada propietario. Es decir, de cuanto del espacio común eres “dueño” en relación a los metros cuadrados de tu vivienda. No es que seas dueño realmente, porque al final los espacios comunes son de todos 😅.

Este porcentaje se calcula incluyendo los m2 de vivienda, sumándole si tiene o no estacionamiento o bodega, o ambos. Con todos estos datos es que se define la cantidad de dinero que pagará cada co-propietario.

Implica un gran poder de concentración para poder sacar los gastos comunes de un edificio o condominio, y cualquier pequeño error podría arruinar el cálculo y afectar todos los montos, lo cual desataría un caos en tu comunidad 😧.

Para que lo anterior no sea un problema, las nuevas tecnologías tienen mucho para brindarte. En la actualidad existen softwares de administración, estos te permiten ingresar los valores que te explicamos más arriba, y calculan todo mediante fórmulas pre-determinadas, o sea, ¡alivianan muchísimo la carga y hacen que todo sea más fácil!

Además de incorporar las funciones de gastos comunes, algunos softwares también te ayudan a calcular y pagar los sueldos de los empleados de la comunidad, a reservar áreas comunes y a que la comunicación entre todos sea más expedita.

Si te interesa conocer más sobre softwares de administración que hagan de tu labor algo grato y no un dolor de cabeza, y quieres darle el mejor servicio a tu comunidad para que todos te reconozcan como alguien que hace muy bien su trabajo, te invitamos a conocer EdiPro y, ¡probar todas sus funciones de manera gratuita!

Entra a www.EdiPro.cl para más información, ¡no te arrepentirás!

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí