Tips para el uso de piscinas en edificios y condominios

0
35

Con el incremento de las temperaturas, sumado a que los niños ya salieron de la clases, el uso de las piscinas en edificios y condominios aumenta considerablemente en estas fechas. Por eso, elaboramos 4 tips para el uso de piscinas en edificios y condominios. ¡Toma nota!

1.Asegúrate de que el agua de la piscina este en condiciones óptimas.

La calidad del agua debe cumplir con los rangos de transparencia, cloro libre residual de 0,5 a 1,5 ppm (miligramos/litro de agua), Ph. (7,2 a 8,2).

Las aguas tienen que contar con una administración de cloro la cual puede ser verificada en cualquier momento por la Seremi de Salud. Es obligatorio mantener óptimamente limpias las piscinas (tanto el agua como sus periferias) por un tema de salud, seguridad y fiscalización.

2. Implementa medidas de seguridad

Todo recinto debe contar con cerca o reja perimetral, duchas (cortina de agua), franja reservada para la circulación de bañistas y escaleras a ambos lados de la parte más profunda de la piscina.

Por otra parte, se debería contar con una cuerda, pértiga, camilla portátil, cinturón salvavidas. También debe estar demarcada la profundidad a ambos lados de la pileta.

Ten presente que sólo se necesitan 27 segundos bajo el agua, para que un niño pierda la vida. Por eso, el llamado es a revisar si la piscina de la comunidad cuenta con las medidas de seguridad mínimas que exige la normativa.

3. Dispone de un sistema de reservas

Para evitar aglomeraciones, se recomienda implementar un sistema de reserva previa, que puede ser física o digital. De igual manera, la comunidad es la encargada de llegar acuerdo sobre las franjas horarias de uso de la piscina.

El modulo de reservas disponible en la aplicación móvil de EdiPro, te permitirá visualizar los horarios y organizarte con anticipación ya que, podrás seleccionar la fecha y hora que mas te acomode con tiempo.

4. Capacita al personal del edificio

Idealmente se recomienda la contratación de los profesionales debidamente aptos para atender cualquier contingencia de esta índole. Que cuente con su curso de salvataje o bien que tenga una profesión que le permita auxiliar debidamente. Cuente con los conocimientos necesarios para la buena ejecución de un eventual RCP (Respiración cardio-respiratoria) Que cuente también con técnicas de auxilio ya sea dentro o fuera del agua y que tenga una juiciosa idoneidad en el ejercicio de los primeros auxilios.

Para finalizar, es importante recordar que si bien no se exige contar con un modulo de enfermería es primordial tener disponible elementos de primeros auxilios, tales como: pérticas, salvavidas manuales, flotadores, inmovilizadores, férulas, gasas y todo aquel elemento que pueda facilitar el debido auxilio y el funcionamiento óptimo de sus piscinas.

Si te sirvió este artículo, te invitamos a leer otro sobre “Consejo para el uso de piscinas en comunidades”