Piscinas: ¿Qué precauciones debes tener?

0
153

En muchas comunidades ya se dio inicio a la temporada de piscinas. No obstante, los residentes no sólo se exponen al contagio de Covid-19, sino además, a diversos accidentes y situaciones de riesgos. ¿Qué precauciones debes tener? ¡Aquí te contamos!

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS)la edad es un factor clave y de riesgo de ahogamiento. Es así como los índices más elevados de muerte por esta causa, van entre uno y cuatro años y le siguen los niños de 5 a 9 años.

Tips para una piscina segura

Existen muchos elementos que te ayudarán a prevenir accidentes y lesiones algunas de ellas son:

  • Rejas: Una buena reja disminuye el riesgo de accidentes a la cuarta parte. La protección debe tener más de 1 metro 35 cm. de alto, pues se ha demostrado que ya a los cuatro años la mitad de los niños puede escalar dicha altura. La puerta de la reja debe ser automática o abatible.
  • Alarmas: Instalar alarmas de piscinas y puertas para qué le avisen cuando los niños estén cerca del agua
  • Cubiertas: Deben tener la tensión adecuada pues si se hunden, se cubren de agua que, incluso al tener uno o dos centímetros de profundidad, reviste peligro. Pueden funcionar sin reja, pero deben quedar muy bien instaladas. 
  • Asegúrese de que cualquier piscina que utilice tenga tapas de desagüe compatibles, pregúntele a su proveedor de servicio de piscina, si usted no sabe cuál es.
  • Limpiar: Mantener un sistema de limpieza del agua controlado y supervisado por profesionales, ya que los filtros en mal estado podrían causar atrapamientos de cabello, por ejemplo.
  • Cuente con un conjunto de herramientas de seguridad para sus piscinas: Un botiquín de primeros auxilios.
  • Un par de tijeras para cortar el pelo (por si éste se enredara en el filtro), ropa o una cubierta de la piscina, si es necesario.
  • Un teléfono móvil en que esté grabado y de fácil acceso los números de: Ambulancias (131), Bomberos (132), Carabineros (133) o su servicio de emergencia privado. Un dispositivo de flotación.

Recuerda que estas recomendaciones, son una ayuda para prevenir accidentes, sin embargo, ninguna de ellas son suficientes para servir como elemento único para una piscina y se requiere de vigilancia permanente hacia los más pequeños del hogar.

8 consejos de un experto que debes saber si vas a la piscina con niños

No perderlos de vista ni un segundo: Bajo ningún concepto hay que perder de vista a los niños mientras están en la piscina, hay que vigilarlos siempre y nunca dar la espalda a los niños mientras estén en el agua.

“En solo 27 segundos un niño que no sabe nadar empieza a ahogarse y en 3 ó 5 minutos le quedarán graves secuelas o incluso puede fallecer a causa del ahogo”, asegura el especialista.

Recordar la máxima 10/20: Consiste en observar cada 10 segundos a los menores en la piscina y no tardar más de 20 segundos en llegar a ellos en caso de ahogamiento.

Cero distracciones: Algo tan sencillo como responder al teléfono, ir a abrir la puerta, puede tener como resultado el ahogamiento de un bebé. Es mejor que haya dos adultos que hagan turnos vigilando a que los niños queden sin vigilante.

Protege tu piscina: La mejor forma para evitar accidentes en la piscina cuando no estás presente es cercarla. Así los niños no pueden llegar a ella de ninguna forma.

Instalar un cerco perimetral alto para que no pueda saltarlo un niño, ni colarse por debajo, ni escalar por ella, con cierre automático de la puerta y con pestillo, reduce en un 95% las muertes por ahogamiento.

Enséñales a nadar: Enseñar a los niños a nadar es uno de los mecanismos más eficaces para evitar este tipo de accidentes. Se pueden iniciar las clases a partir del año de edad.

No sólo nadar es imprescindible, hay que tomar otras medidas de seguridad para evitar accidentes en la piscina: bañarse en lugares seguros, que avisen siempre a un adulto antes de bañarse, no tirarse al agua de cabeza.

Cuidado con la falsa sensación de seguridad: Los flotadores, alitas, tablas y otros elementos flotantes pueden darnos una falsa sensación de seguridad. En realidad, solo son una ayuda, pero nunca pueden reemplazar la seguridad que ofrece la vigilancia permanente.

No dejar objetos en la piscina: Es imprescindible no dejar ningún juguete dentro de la piscina. Estos pueden llamar la atención de los niños mientras no estamos delante y caerse al agua en un intento de recuperarlos.

No solo el agua es peligrosa: Existe también peligro cuando la temperatura del cuerpo es muy alta y la del agua muy baja. Las consecuencias pueden ser devastadoras, como la pérdida de conocimiento o el paro cardíaco.

Para evitarlo es bueno refrescarse poco a poco, mojándose partes del cuerpo, para que vayan adaptándose a la temperatura del agua. En cualquier caso, salir de inmediato del agua si una persona se siente mal.

Fuente: http://www.lanacion.cl/8-tips-para-evitar-accidentes-por-inmersion-en-piscinas/

¿Qué hacer en caso de ahogo?

  • Grita por ayuda.
  • Saca lo antes posible al niño del agua.
  • Si respira, ponlo de costado (posición de recuperación) y llama una ambulancia.
  • Si no respira, inicia de inmediato la respiración boca a boca y masaje cardíaco. No te des por vencido muy pronto. No extraigas el agua de los pulmones o estómago. Sólo demora la reanimación.
  • No le quites o cambies la ropa, la baja temperatura es un aliado en estos casos.
  • Es mejor una reanimación mal hecha, que ninguna.

Si te sirvió este artículo, te invitamos a leer otro sobre “Consejos para el uso de piscinas en comunidades”