La morosidad en condominios alcanza casi un 21%

0
72

Vivir en comunidad es un desafío constante. Todo lo que sucede dentro afecta en mayor o menor medida a la calidad de vida de los residentes del condominio. La morosidad representa uno de estos desafíos tanto para el administrador, como para los copropietarios.

Hay muchos factores que influyen para que se puedan obtener los mejores resultados en este ámbito. Uno de los principales son los gastos comunes, que son el soporte económico de la comunidad y la base de la gestión.

En el último tiempo, el ítem de los gastos comunes ha aumentado su interés, tanto para los residentes, los copropietarios, administradores y hasta para los medios de comunicación. Al mes de Junio de 2020, los registros de EdiPro, se muestra un aumento de casi 5 puntos en los últimos 4 meses.

La mora promedio del último año según las estadísticas de EdiPro puede resumirse en los siguientes porcentajes:


Mayo 2019: 13,02%
Junio 2019: 13,55%
Julio 2019: 13,27%
Agosto 2019: 13,41%
Septiembre 2019: 13,82%
Octubre 2019: 16,97%
Noviembre 2019: 19,05%
Diciembre 2019: 17,51%


Enero 2020: 16,99%
Febrero 2020: 16,80%
Marzo 2020: 18,11%
Abril 2020: 18,49%
Mayo 2020: 19,23%
Junio 2020: 20,89%

Pero el problema viene incluso de hace meses antes, como podemos observar en las cifras anteriores. Primero se experimentó un alza en la morosidad desde el estallido social en octubre de 2019, esto debido a los problemas acarreados a raíz de esta situación particular por la que atravesó el país, en la se que vieron afectados algunos condominios ubicados en puntos específicos de las principales ciudades del país.

Posteriormente comenzó el alza sostenida debido a la crisis sanitaria, dejándonos en el escenario actual.

Morosidad y consecuencias

La cesantía en el país llegó a un máximo histórico, números que no veíamos hace más de diez años. Como también son muchas las personas que se han acogido a la “ley de protección del empleo” lo que ha visto mermado sus ingresos mensuales.

Para muchos esto ha significado una baja en hasta un 50% de su ingreso mensual. Lo
que también afecta al comportamiento de pago de sus ingresos básicos. Esta situación no es ajena a nadie en estos momentos críticos para el país y es por ello qué se debe estar atento a la realidad de la comunidad de la que formas parte.

A pesar de lo conscientes que somos todos de esta realidad, los gastos operacionales de las comunidades siguen su curso natural, por lo que los gastos comunes no pueden dejar de ser cobrados. Las consecuencias pueden llegar a ser muy complicadas, tanto para la comunidad como para cada residente.

Para toda persona que forma parte de una comunidad es de conocimiento general la importancia de los gastos comunes. Son estos los que generan los recursos para que el condominio funcione de la forma más óptima posible.

Por lo que un alza significativa en la morosidad podría generar problemas muy graves para el funcionamiento del condominio. Pero también hay consecuencias para cada copropietario que incurre en mora, como lo es el corte de suministros básicos, cómo puede ser la energía eléctrica o el agua caliente.

Esto último responde a lo estipulado en la Ley 19.537 sobre copropiedad inmobiliaria. La legislación estipula que la administración puede realizar un corte de suministros básicos cuando se incurre en mora de lo equivalente a tres gastos comunes sucesivos o no sucesivos.

Fondo de emergencia

Si te fijas bien en la boleta de gastos comunes, uno de los ítem que se cobra mes a mes es el de “fondo de reserva”.  Este cobro no es considerado un gasto común, pero sí está estipulado su cobro en la ley de copropiedad, específicamente en el artículo 7º.

Se calcula en relación a un porcentaje sobre el gasto común, el que tiene que ser fijado por la asamblea de copropietarios. El dinero recaudado puede ser depositado en una cuenta corriente bancaria, cuenta de ahorro o puede ser invertido en el mercado de capitales, previo acuerdo del Comité de Administración.

Aunque no es lo recomendable, la administración puede hacer uso del fondo de reserva si es que no se pueden cubrir los gastos básicos de la comunidad. Se debe tener en claro que si se realiza esta operación, ante cualquier otra eventualidad la administración no podrá hacer uso de estos fondos, lo que puede generar problemas operacionales, como es el ítem de reparaciones.

*Si quieres entender mejor el tema de los gastos comunes, puedes leer “Todo lo que tienes que saber de los Gastos Comunes“.

Reducir costos

La cesantía y la baja en los ingresos de las personas ha sido un factor clave en el aumento de la morosidad de los gastos comunes. En esta situación lamentable, no se puede tener mayor injerencia.

Pero lo que sí puedes hacer es reducir costos en lo que respecta a los gastos de la comunidad. Sobre todo en lo que respecta a mantenciones, sin descuidar las necesidades de limpieza y sanitización del condominio, punto que ha tomado cada día más relevancia debido a la pandemia.

Para poder reducir costos, uno de los pilares fundamentales es tener buenos proveedores, que permitan a la comunidad no bajar el estándar del servicio, pero tampoco incurrir en gastos que son innecesarios.

Cuentas claras

El gasto común para los residentes de las comunidades es una de sus cuentas básicas, como es la luz, el agua y la calefacción. Por eso que también quieren saber específicamente qué es lo que pagan.

La confianza es fundamental, ser claros en lo que se está cobrando es una pieza clave para que los residentes y copropietarios se sientan cómodos y conformes en lo que están pagando.

Entregar una papeleta con los gastos detallados y claros es fundamental para poder lograr esta claridad en los cobros. Así la comunidad se sentirá segura y conforme con estos.

¡Si te gustó el artículo y quieres saber más sobre cómo funcionan las finanzas internas de las comunidades te invitamos a descargar el siguiente e-book!

Finanzas para comunidades: guía para entender cómo funciona el área de contabilidad en condominios y edificios“.

¡Solo debes hacer click en la imagen posterior para descargarlo de forma 100% gratuita!