4 formas de ser un buen vecino durante la pandemia

0
231

Vivir en comunidad siempre es una experiencia que ayuda a desarrollar la empatía de las personas. Vecinos, administradores y personal de aseo, entre otros funcionarios, conviven todos los días. Esta convivencia debe siempre manejarse con cordialidad y buenas maneras, así la comunidad no tendrá problemas.

Pero hay contextos y situaciones difíciles, donde a veces podemos estar abrumados, o tener sentimientos comunes negativos, como los que hemos podido experimentar durante esta pandemia por el Covid-19.

Sin embargo, podemos tener actitudes y conductas positivas para hacer que vivir en comunidad, durante esta crisis, sea agradable y todos podamos apoyarnos.

1. Sé siempre cordial

Siempre es bueno tratar a los conserjes y al personal de la comunidad, así como a todos tus vecinos, con una buena actitud. Siempre saludar y despedirse de buena manera. Esto suena como algo obvio, pero es natural que bajo situaciones de estrés podamos olvidarnos de cosas básicas.

2. Evita los ruidos molestos

La mayoría de las personas se encuentran trabajando en modalidad homeoffice, por lo que permanecen mucho más tiempo en sus hogares, y quienes no, aún deben asistir a una jornada laboral, por lo que llegar a sus casas es el momento de descanso el día. Por eso es importante en todo momento no subir el volumen normal de la música o la televisión, así como intentar conversar a un tono normal.

Esto ayudará a mantener el ambiente tranquilo en tu comunidad, y así todos podrán disfrutar y optimizar sus tiempos en casa.

3. Sé solidario

Al encontrarnos en un contexto donde la emergencia sanitaria ha empeorado, es momento de cuidarnos entre todos. Ser solidario no significa donar, ni hacer obras de caridad, sino algo mucho más simple. Puede partir por ayudar a otro vecino que necesite comprar su mercadería y no pueda por algún motivo.

También puedes ser solidario con los conserjes, quienes son indispensables, durante los turnos de noche sobre todo. Puedes llevarles algo tan simple como un sandiwch, o galletas, y aunque no es nada grande, hará que sus turnos sean más llevaderos. Recuerda que ellos cuidan la comunidad, para que tu puedas vivir tranquilo. Y que siguen arriesgándose para ir a trabajar.

4. Mantén la calma ante los problemas

La vida es la vida, y los inconvenientes siempre estarán presentes. Pero para ser un buen vecino es importante respetar las opiniones de todos, siempre con respeto y humildad al entregar las nuestras. Los problemas solo cesan con soluciones, mientras que las discusiones acaloradas pueden hacerlos peores.

Es momento de estar calmados ante los inconvenientes. Nunca es fácil, menos cuando a veces otros vecinos no mantienen la misma actitud, sin embargo es el momento de demostrar y esparcir estas formas de vivir en comunidad y ser un buen vecino.

Si te gustó este artículo y quieres leer más te recomendamos: “¿Cómo hacer que el Covid-19 no entre a tu departamento?”, ¡así podrás seguir cuidándote a ti y a tu familia!